CONTRASTES: CANCÚN, EN EL REZAGO

CONTRASTES: CANCÚN, EN EL REZAGO

#Contrastes

CANCÚN, EN EL REZAGO

Por Zuleika Cáceres

*Los gobernantes en turno han pasado sin pena ni gloria, sin una obra de la cual los ciudadanos se enorgullezcan. Sus mayores logros no pasan de canchas deportivas, gimnasios al aire libre y recorrer las calles, como si Cancún entero dependiera de eso. 

Cancún tiene pocos años de existencia, pero un largo historial de administraciones que han dejado ir la oportunidad de hacer algo bueno por esta ciudad carente de obras y modernidad, inmersa en el rezago.

Más allá de lo que representa como destino turístico, Cancún adolece de una adecuada infraestructura, de buenas vialidades, de un transporte de calidad.

A más de 15 años de que las empresas transportistas obtuvieran la concesión del transporte público, seguimos padeciendo un servicio deficiente, sin reglas ni orden; lo opuesto a lo que como destino turístico merecemos. 

Al centro de la ciudad lo convirtieron en una zona fea, triste y olvidada, la supuesta remodelación del centro en tiempos de Paul Carrillo terminó de darle en la torre a un espacio que, en su momento fue característico de Cancún y que hoy lejos de invitar a un paseo por la zona prefieres seguir de largo. Ni las festividades del año son consideradas para hacer de ese lugar algo atractivo, lo que en otras ciudades si ocurre y es parte de sus tradiciones.

Los servicios públicos parecen inexistentes. La basura, los camellones, las banquetas y glorietas se encuentran en mal estado, el descuido es permanente.

Los cancunenses tampoco contamos con un lugar donde las familias se reúnan más allá de un centro comercial, ese donde todos se achocan los fines de semana porque no hay más espacios de convivencia.

El único malecón que tenemos continúa bloqueado derivado de un conflicto legal entre pseudo ambientalistas y Fonatur. El desarrollo se detuvo.

En los últimos 20 años los gobernantes en turno han pasado sin pena ni gloria, sin una obra de la que los ciudadanos se enorgullezcan. Sus mayores logros no pasan de canchas deportivas y gimnasios al aire libre como si Cancún entero dependiera de eso. No contamos si quiera con un zoológico o parque recreativo accesible a los bolsillos de los ciudadanos.

Nuestras calles siguen deterioradas y en la zona hotelera no es distinto; da pena transitarla y ver las condiciones en que recibimos al turista; los baches y el mantenimiento es permanente y molesto.

El proyecto del puente lagunar ha sido pospuesto por años a falta de recursos, el eterno problema del dinero. A pesar de ser el destino turístico más importante de México y uno de los más visitados del mundo, no hay presupuesto.

Recientemente una empresa japonesa presentó al gobierno municipal un proyecto de movilidad, como muchos otros que han pasado por las oficinas de la avenida Tulum sin que nada suceda. En sus discursos las autoridades mienten y aducen que es un derecho humano tener un transporte de calidad, pero no pasamos de esa misma y desgastada letanía de gobiernos anteriores; priístas, perredistas, ecologistas y morenistas son parte de la mismo, no hay inversión no hay recurso ni para la seguridad. Antes hay que agradecer que el ayuntamiento pudo con la renta de patrullas.

Cuando visitas otras ciudades, incluso con mayor número de habitantes, te sorprende el orden, el esmero por mantener bonitas las zonas más representativas y la seguridad. Llama la atención el cuidado en jardines y parques, pero aquí ni a la glorieta del Ceviche podemos darle mantenimiento.

Cancún cumplirá 49 años y seguimos así en el rezago, sin cambio y sin proyecto. 

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
REVISTA EN CONTRASTE

Related posts